lunes, 21 de enero de 2008

Los listos

La clase política nacional ha tenido a bien regalarnos dos semanas intensas en torno a las listas electorales. Nos han regalado polémicas de esas que se desvanecerán como gaseosa en el océano. Al final todo ha quedado como antes. Gallardón pierde en el PP, el PSOE cierra filas y la provincia de Alicante no pinta nada en el panorama nacional. Sus responsables políticos, en ambas tendencias, parece que tampoco. Alicante es tierra de cuneros y candidatos insólitos.

Así, por sexta vez en su vida, Federico Trillo se voy obligado a visitar Alicante para hacerse una foto con Rajoy. Se fue rápido el cartegenero y cabeza de cartel, por supuesto. Se trata de un político que mereció todo mi respeto como presidente del Congreso y con su gestión para eliminar la mili (me pilló por los pelos). Cayó después en una extraña vorágine de la que no ha sabido salir. Hoy se me antoja otro superviviente.

Y es que las formas son importantes, como parece haberse dado cuenta su contendiente, el otrora científico Bernat Soria, al menos en la esfera local.
La provincia le es indiferente a uno y a otro. Pero al menos el actual titular de Sanidad se está trabajando la campaña. Viene a menudo, discute con numerosos colectivos y tiene detalles con diferentes colectivos. El menos político parece el más avezado. Cada voto va a ser importante el 9-M.

Los detalles de Soria (como regalar en Navidad aceite de Cocentaina en el Ministerio) pueden ser tonterías, pero son tonterías relacionadas con esta provincia. Trillo podría haber defendido algo relacionado con Alicante estas últimas ¡décadas! y no lo ha hecho. Asuntos pendientes no le han faltado (trasvases, desaladoras, (no) AVE, boom inmobiliario desmedido, posterior crisis...). Ya está bien de que los diputados de PP y PSOE en Madrid de dediquen a las batallas internas y a vivir la capital.

Las elecciones llegarán y pondrán a cada cual en su sitio. Esta plaza no es de las que cambian su voto de forma brusca y lo que se mueven son decimales. Eso sí, decimales que llenarán millones de páginas de periódico que se leerán en las colas de la Seguridad Social mientras las hipotecas y el paro se desbocan y las escuelas-barracones se consolidan.

Ahora bien. Mariano Rajoy estuvo en Alicante el día después de tomar la decisión de no admitir a Gallardón entre los suyos. Vaya por delante que me parece un gravísimo error, a pesar de que mis amistades en el partido aplauden lo que se gana de coherencia interna. Sin embargo, alguien que quiere ser presidente no puede en un día tan señalado esquivar a los periodistas hasta en cuatro ocasiones. Una de ellas casi a empujones. No sé si nos rechazó por ser de provincias o por falta de argumentos.

Hace falta grandeza en la clase política nacional.

4 comentarios:

Antonio dijo...

Hoy mientras me duchaba he tenido una revelación (supongo que el vapor del agua caliente) y es que estoy casi seguro que el PP ganará las elecciones.

¿Por qué? En este triste pais de prensa rosa se lleva una semana hablando de si un tio no entra en las listas del pp, por mucho que sea de centro y eso signifique chiripautiflautas, y de que la economía va directa a lo de siempre cada 7 u 8 años.

Así que ni matrimonios gays que nadie se acuerda, ni vuelta de tropas de irak, ni mas afiliaciones a la seguridad social ni narices, ni el psoe ni zapatero (si, a mi una vez me devolvió la ilusión, luego pasó que ganó..) aparecen ni se escucha. Además que su portavoz (o lo que sea), el Pepin, pepe, josé, Blanco (¿cuando se lo van a cargar antes de que me entren ganas de votar a.. bueno, a nadie) solo hace hablar del pp y sus problemas internos, nada de politica, nada de hechos del gobierno, nada de nada.

En fin, bien jugado por el PP, porque todo el mundo habla de ello.

En definitiva, hermano político, ni Alicante, ni Andalucia, ni Extremadura, ni Murcia, ni Galicia.. Este pescado se juega y se reparte entre la Ser, COPE, eL mundo, el Pais..

Puede que me confunda, pero hoy, me importa un carajo..

clau-claudio dijo...

Pues yo te apuesto lo que quieras a que gana el PSOE. De hecho, mejora su resultado de las elecciones anteriores. Para verlo, no hay más que fijarse en cómo la mayoría de los 'popes' de la derecha se preparan para una victoria honrosa y un partido post-rajoy. Tiempo al tiempo.

Peter Parker dijo...

Coincido con Flanagan, es extraño ver cómo nadie en el PP ha lanzado un pronóstico claro de que van a ganar las elecciones. Todos andan excesivamente preocupados en el posmariano y eso es que las encuestas no son buenas. Hasta Zaplana se ha atrevido a enmendar a Rajoy acusándole de falta de oportunidad en la gestión de la crisis de Gallardón. Pinta mal y peor que será cuando pierdan.
Lo único que me jode es que el batacazo del PP se pueda entender en el PSOE como aval a su Gobierno en lugar de un voto de castigo. Ays, menos mal que está Camps para arreglar el partido...
Menudo futuro nos espera!

clau-claudio dijo...

El futuro es de Zaplana, todo el mundo lo sabe.
Como el Cid conquistará Valencia después de muerto, ante el estupor de todos los sarracenos campistas.