lunes, 14 de julio de 2008

Fundación e Imperio

¿Cómo explicar el terremoto que me ha sacudido estas últimas semanas? No tengo palabras para detallar cómo se mueve el suelo bajo mis pies.

Se me ha ido mi padre, la persona que más ha marcado todos los aspectos de mi vida. A quien tanto admiraba y quería. A quien deseaba y temía parecerme. De quien no pude despedirme. Quien tanto sufrió los últimos meses.

Al mismo tiempo, me he ido de Alicante y he abandonado mi caparazón de los últimos ocho años. Un lugar donde encontré a los mejores amigos y unos compañeros excepcionales. Un lugar donde me sentía conectado e imbricado a una colectividad.

Todo cambia. Todo muta pero mis temores permanecen inalterables. Sólo que ahora veo menos asideros a los que agarrarme. En Madrid comienzo una nueva fase vital.

Deseadme suerte, que me va a hacer falta.

4 comentarios:

El Gato dijo...

Ya era hora. Estaba como un tonto abriendo todos los días tu blog para ver qué nos podías contar de tu nueva vida, para saber cómo te sentías después de la pérdida de tantas cosas... y de los nuevos hallazgos, las nuevas perspectivas y de todo un mundo de éxitos profesionales y personales que te están esperando... Y sólo salía el título ese de "lesionado" al que ya le empezaba a coger manía... Mucho ánimo y mucha suerte ¡te la mereces! ...ah, y cuidado con las líneas viudas que ya estás en la Champion Leage

clau-claudio dijo...

Las viudas son nuestras amigas, no lo olvides minino.

Feroz dijo...

Desde Toletum, buena suerte. Será ingenuo, pero siempre he pensado que a la gente buena, al final, le han de pasar cosas buenas. Animo. Echale huevos. No estarías aquí si no los tuvieras. Yo me despedí de mi padre, fuí la última persona que vió con vida, el que le cerró los ojos. Pero no cambia nada. Se fué, punto. Tu escribe, escribe, escribe, las asas donde agarrarte, serán igual de sólidas si merecen que las agarres.

clau-claudio dijo...

Muchas gracias, feroz, te lo agradezco