martes, 28 de agosto de 2007

Esta noche cenaremos con Plutón

Cuentan las crónicas, que no Hollywood, que con esta frase exhortó un redescubierto Leónidas a los 300 espartanos (más dos ayudantes medio esclavizados por cada hoplita de los que nadie se acuerda) el día que se sabía derrotado ante las huestes de Jerjes. En las Termópilas, ya saben. Les recomendaba desayunar bien, dada la inevitabilidad de visitar el infierno. Algo así siente servidor con la hora de cierre del diario. No hay fuerza en el mundo que la suavice. Fuera están los persas, ávidos de actualidad con la que hacer cambiar un periódico de arriba a abajo. Pero igual que le pasaba a Leónidas, el problema está en casa. Nadie se queja por tener que salvar a la civilización griega de forma heroica. Lo que cabrean son los líderes griegos, divididos y ciegos. Por falta de comunicación, planificación y principios arrojaron a unos cuantos insensatos a la muerte. Las decisiones de algunos superiores periodísticos tienen menos sentido que la que tuvo entonces pactar con Jerjes. Morir sin motivo por la daga de un lascivo guerrero persa es toda una contrariedad. En cualquier caso, creo que mañana cenaré con Plutón también. Le estoy cogiendo cariño.

6 comentarios:

Antonio dijo...

Que grande.
Al final, despues de tanto rajar del periodismo, va a ser que es igual que en casi todas las profesiones. El currito de a pie sobrevivie como puede, el gilipollas es el que asciende, el inepto es el que decide.

Algún día eso cambiará, la economía se vendrá abajo, pero tendremos el espíritu mas rico.

De todas formas, por tener esos pectorales, yo me hubiese dejado clavotear..

Salud

Cristobal dijo...

Bueno, quizás el autor sepa bastante de supervivencia extrema. Aunque todavía le quedan muchas pruebas que pasar y seguro que su estatus cambia. Nunca se sabe!
Maese Meriadoc

Rocío Mendoza dijo...

¿Las decisiones de los superiores tienen poco sentido? Empiezo a pensar que eso pasa en Las Termópilas, en Grecia, en Rumanía, en España, Valencia, Alicante y el más allá. Va con el cargo. Y dicho esto último, ten cuidadín con las decisiones cuando te toque tomarlas... La vida es así de perra y contradictoria.

clau-claudio dijo...

Estimado Antonio, los pectorales, como el país y la ser, son elementos sobrevalorados.

clau-claudio dijo...

Querido Meriadoc, mi status será siempre el mismo, la de hobbit espectador. Pero en una trilogía, hasta los medianos tienen su momento de gloria!

clau-claudio dijo...

Ya sabes, Mendo, que yo llevo un pequeño bastardo en mi interior -vía genética, que me ayudará a tomar decisiones.