martes, 20 de enero de 2009

Tres fuentes

Los compañeros de la Cadena Ser han sido durante años la vanguardia del periodismo radiofónico en España. Pero de un tiempo a esta parte, los vicios se empiezan a convertir en virtudes. Y viceversa. Pondré tres ejemplos de estos últimos días:

1º Ayer mismo, el programa El Larguero tuvo ante los micrófonos al presidente accidental del Real Madrid (al que más le valdría cuidar a sus empleados, que muchas veces trabajan en condiciones de auténtica penuria, que dedicarse a estas lides, pero eso es otra cuestión). Buena parte del programa fue un constante desdén hacia Marca. En muchas ocasiones he manejado el tópico de "el que vale, vale, y el que no, a deportes". Buenos compañeros me cerraron la boca. En esta ocasión, además, Marca nos ha dado a una auténtica lección de periodismo, por un lado, y de tener cuidado con el Facebook, por otro. En prensa deportiva de Madrid, conseguir la dimisión de Calderón es como conseguir la de Richard Nixon en el Washington Post. Caza mayor. Por eso no deja de resultar sorprendente que De la Morena se llene la boca buscando "traidores", en vez de reprender a sus compañeros de As, que tanto tardaron en ver la dimensión de la noticia.

2º La entrevista de Angels Barceló al presidente palestino, Mahmud Abbas, tiene mucha tela que contar. Pero mejor que lo narren testigos directos.

3º Esa persona que me hace echar de menos a Gabilondo a diario quiso analizar el otro día los datos del paro. Francino y sus secuaces, más que colaboradores, no dudaron en afirmar que hay puestos de trabajo en España sin cubrir, y se recrearon en el ejemplo del pastoreo en Albacete, a cuenta de la lista de empleos de difícil colocación que publica habitualmente el Inem). Afirmaban que el personal tenía que rebajar sus pretensiones. Es un bonito aserto dicho desde algún loft coqueto de Barcelona. Incluso hubo referencias bucólicas a la vida en el campo. Ese tipo de referencias hecha por personas, barrunto, no han visto un huerto en su vida. Por favor, un pocquito más de consideración para las decenas de miles de personas que pierden sus empleos todos los meses en esta España de la crisis.


Son sólo tres ejemplos. Habrá muchos más de asuntos bien hechos. Pero creo que la radio líder española no puede permitirse el caer en esa autocomplacencia en la que ahora abunda.

2 comentarios:

pablo dijo...

Muy bien. Pienso lo mismo. En lo que más conozco, que es el tema de Marca, el grupo ha hecho el ridículo. Menos Asador Donostiarra, ji ji y jaja con el presidente y más trabajar e investigar. Y lo de Cuatro, de verguenza. La noticia de la
asamblea irregular no apareció en su telediario hasta el miércoles, un día después de la portada de Marca. Nuevo ridículo de los 'manolos'.
De todas formas, confieso que a
veces, en mi intimidad, me gustaría estar en un grupo tan cohesionado, aunque pueda tener, como es el caso, tics de secta.

clau-claudio dijo...

Viva la prensa deportiva.