domingo, 17 de agosto de 2008

De la maquetación como una de las bellas artes



Ahora que se avecina el rediseño de varias cabeceras nacionales (cabezones nacionales, quizá por lo que les cuesta evolucionar), da gusto encontrarse ejemplos como éste de La Vanguardia. Ejemplos en los que la maquetación refuerza a la información y no la esconde.
Además, en mis tiempos como maquetador aficionado, en los que peleé con los entornos Edicomp y Millenium, hubo quien me acusaba de hacer de mis páginas un Tetris. Ya ven, no era el único.

(El ejemplo se lo he tomado prestado a BuenaPrensa).

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuanto rencor, tres años después

clau-claudio dijo...

De rencor nada. Para que veas lo que tomo en cuenta ciertas recomendaciones.

Anónimo dijo...

Lo ves? Todo estriba en superar el horror vacui. Saludos fareros.

clau-claudio dijo...

El Horror Vacui me lo he llevado puesto a mis nuevas responsabilidades. Me han quitado el Designer y no soy vacui.